¿Cómo elegir el papel ideal?

¿Cómo elegir el papel ideal?

A la hora de elaborar el diseño para proyectos impresos y después de horas trabajando en ese espacio virtual frente a la computadora llega el momento de tomar una de las decisiones más importantes… ¿en qué papel lo vas a imprimir?

Después de haber reflexionado en el estilo del diseño, dado vueltas al círculo cromático para elegir una paleta de colores, navegado en un mar de tipografías para encontrar la más adecuada al mensaje que queremos transmitir y haber pasado horas buscando la imagen ideal para ilustrar el proyecto, nos encontramos con una amplia gama de sustratos en los que podríamos hacer realidad esa visión que veníamos trabajando.

Ahora bien, independientemente de las preferencias personales, hay que tener en cuenta lo siguiente: el tipo y la calidad del papel que vamos a utilizar pueden marcar la diferencia. Cada tipo de papel tiene sus propias cualidades que lo hacen adecuado para determinadas aplicaciones, ya sea papelería corporativa, editorial, comercial, empaque, etc.

Aún antes de imprimir, el papel comunica, su color y textura pueden enfatizar o demeritar el mensaje que se desea transmitir. Es importante ver al papel como un elemento más en el diseño.

Comencemos mencionando que el papel se suele clasificar en dos grandes categorías, cubierto y no cubierto, las cuales a su vez se pueden subdividir en una gran variedad de tipos de papel.

Papel cubierto o couché

El papel cubierto o estucado, también conocido en el mundo de las artes gráficas como papel couché, ofrece un resultado nítido y claro. También se puede obtener un gran contraste en las fotos impresas. Su superficie estucada ofrece un excelente vehículo para las imágenes, permitiendo ver hasta los detalles más finos con un mayor contraste entre el área impresa y el espacio en blanco. Por eso es el preferido por la mayoría de las revistas y catálogos. Además de ser muy económico, a muchos les gusta también por su superficie "brillante”. Por lo tanto, si buscas un sustrato de bajo precio para imprimir imágenes con detalles de calidad, el papel couché es el camino.

El papel couché tiene buen desempeño con:

  • Barnices
  • Recubrimientos UV
  • Acabados como hot stamping o troquelado.
  • Laminado

¿Para qué no es aconsejable el papel cubierto o couché?

El papel couché tiene algunos inconvenientes. Por ejemplo, escribir en él puede ser todo un reto. Además, si se imprime algo con mucho texto como por ejemplo un libro, o con detalles muy pequeños, el brillo del papel estucado puede dificultar la lectura. Por otro lado, hasta el papel cubierto de mejor calidad suele tomar un tono amarillento en las orillas después de un tiempo.

Papel no cubierto

El papel no cubierto más comercial es el papel bond, utilizado muy frecuentemente para la escritura, fotocopias y en el mundo editorial.

Los papeles finos o texturizados conforman la gama alta de los papeles no estucados. Los papeles finos son hechos de fibra de alta calidad y los podemos encontrar en diferentes colores. Estos papeles agregan el factor táctil a la ecuación sensorial y es importante aprovecharlo para añadir valor al mensaje.

Los papeles texturizados implican una sensación de autenticidad o respetabilidad y eso es lo que los convierte en una opción perfecta para papelería corporativa, invitaciones, postales, etiquetas, empaque de lujo, diplomas, curriculums, informes anuales, catálogos, etc.

Existen diversas variantes de papel texturizado, cada una con un acabado diferente que proporciona un suave contraste entre la superficie del papel y la impresión.

El papel texturizado tiene buen desempeño con:

  • Estampado
  • Impresión tipográfica
  • Grabado
  • Plecado

¿Para qué no son aconsejable los papeles no cubiertos?

No es aconsejable utilizar papel con una textura demasiado rugosa para impresos con mucho texto o imágenes con gran detalle, esto puede suponer un reto, especialmente en las zonas de tonos medios. Además, el papel no estucado suele requerir un tiempo de secado adicional lo cual significa que puede no ser ideal para proyectos con tiempos de entrega muy ajustados.

En resumen

La superficie del papel estucado proporciona un sustrato ideal para imágenes de alta resolución con detalles finos. Es económico y perfecto para aplicaciones de corto plazo como revistas, catálogos de automóviles y folletos. El papel estucado además ofrece una muy buena retención de la tinta. Se comporta de manera estable en regiones de color sólido pesado y tintas metálicas.

Por otro lado, debido a sus cualidades, el papel no cubierto es adecuado para proyectos educativos y medioambientales. Los papeles finos además brindan un excelente resultado estético con las técnicas de impresión convencionales ya que proporciona un buen contraste entre la superficie de la hoja y las impresiones. Sin embargo, debido a la forma en que absorbe la tinta, puede requerir un poco más de tiempo y cuidado en el proceso de impresión.

Dadas sus respectivas cualidades, los papeles cubiertos y los papeles finos se utilizan para diferentes aplicaciones. Esperamos poder ayudarte al momento de elegir el papel ideal para tus impresos.

En la tienda en línea de Pochteca Papel encontrarás una amplia gama de papeles cubiertos y papeles texturizados en diferentes gramajes para los requerimientos de tu negocio o trabajo profesional.