Impresión offset: ¿qué es y cómo funciona?

Impresión offset: ¿qué es y cómo funciona?

En la actualidad podemos encontrar muchos tipos de impresión para los trabajos académicos, publicitarios o informativos que estemos planeando.

Estos sistemas permiten reproducir imágenes sobre un soporte físico como el papel, y cada uno cuenta con ventajas e inconvenientes que se deben considerar para obtener los resultados de calidad que se están buscando.

La impresión offset es uno de los métodos más utilizados y a continuación te contaremos qué es, cómo funciona, cuáles son sus características y ventajas. ¡Comencemos!

La impresión offset es uno de los métodos de impresión más populares, que se caracteriza porque trabaja de forma indirecta como la litografía, es decir, la tinta se transfiere por presión mediante su sistema de rodillos de caucho, por lo que se considera un método de impresión indirecto.

Funcionamiento del offset

La tinta se aplica sobre rodillos de goma en las planchas metálicas, de las cuales hay un mínimo de cuatro, para crear en conjunto la imagen a plasmar. En la impresión offset o indirecta, la imagen no pasa directamente al papel, sino a un cilindro de caucho y después al soporte final que puede ser papel o plástico.

Los rodillos con tinta son mojadores que bañan las zonas de la plancha de ilustración en las que la imagen no usa tinta, estas zonas también se conocen como hidrófobas ya que se utiliza una solución que repele la tinta.

Los rodillos entintadores aplican una tinta con consistencia oleosa en las zonas de la imagen con el compuesto hidrófobo y con la forma o imagen que se quiera imprimir y que ha sido previamente grabado en la plancha de ilustración.

Esta plancha es un soporte plano de aleación metálica que lleva una película sensible a la luz y lipofilítica por una cara, es decir, que tiene la capacidad de absorber o disolver los lípidos.

Además la plancha es monocromática por lo que solo puede transferir un solo color, lo que significa que se debe descomponer la imagen para cada uno de los colores a imprimir; por esta razón se necesitan cuatro planchas para realizar una cuatricromía, o seis para una hexacromía.

Una vez que las planchas se descomponen en los diferentes colores se colocan en los cuerpos impresores de la máquina, es decir, en los rodillos mojadores y entintadores. Las planchas reciben tinta por un lado y agua por el otro y, gracias a la característica lipofílica de la película de la plancha, solo se recibe el color en la zona de la imagen donde se necesita y es repelida en donde no se requiere.

Ya que se ha recibido la tinta, se plasma primero al caucho y luego al papel, y este pasa a otro rodillo para continuar con el proceso de impresión para recibir la tinta que falta hasta pasar por las cuatro planchas para llegar al final de la máquina, donde se encuentra un calentador especial para que la tinta se seque y al fin se pueda obtener la imagen impresa.

La escala de colores utilizada para la impresión en cuatricromía (en cuatro tonos) es la de CMYK (Cyan, Magenta, Yellow & Black), aunque también se pueden usar los colores Pantone como el oro o los metalizados, además de barnices y lacados para los cuales se necesitan cuerpos adicionales instalados en el sistema.

El orden de la impresión de colores es: negro, CYAN, magenta y amarillo; este último es el que más se transparenta por lo cual también se utiliza como protector del papel.

Características de la impresión offset

Si bien el proceso es complejo y altamente especializado, la impresión offset se caracteriza por permitir imágenes de alta fidelidad, con una reproducción exacta y colores muy vivos en prácticamente todos los tipos de papeles.

Esto se debe a que las máquinas se dividen en cuerpos de impresión, lo que significa que el papel o plástico donde se plasma la imagen pasará por varias etapas o cuerpos, hasta que se obtengan los resultados deseados.

Estos cuerpos de impresión son iguales entre ellos y lo único que cambia es la tinta, lo que significa que en cada cuerpo solo se va a imprimir uno de los colores porque allí se ubican las planchas de impresión.

Si bien parece un proceso complicado, se puede obtener una mejor calidad en comparación con los sistemas de impresión directa sobre el papel que conllevan un desgaste más rápido de las planchas de impresión.

Otra característica son los formatos de impresión offset; los pliegos que más se usan son los de 52 x 70 cm y 70 x 100 cm, aunque es un sistema que admite diversos tamaños y tipos de papel, además se puede imprimir sobre PVC, imanes, papel sintético.

Ventajas de la impresión offset

  • Las impresoras offset realizan impresiones inmediatas en una gran variedad de tipos de papel: estucado, texturizado, papel verjurado entre otros.
  • Se pueden imprimir grandes tiradas a un costo rentable y a mayor velocidad que en la impresión digital.
  • Calidad fotográfica de impresión a un precio rentable.
  • Se puede combinar la impresión offset con la digital.
  • Permite la impresión en tamaños de papel más grandes que en la digital, y el uso de tintas especiales y barnices.

Ahora que conoces las características de la impresión offset, en la tienda en línea de Pochteca encontrarás el papel que necesitas para obtener los resultados de calidad que necesitas, así como rollos de papel bond.

Navega por nuestra página web para encontrarlos y si necesitas ayuda, te atenderemos con gusto a través del chat en línea.